Policía

Igual que esas piezas de madera que se pliegan y despliegan descendiendo como si se contaran un secreto, testigo invisible que se desliza hacia el suelo. Hay algo que no se ve, algo que parece imposible. El engranaje policial de la India te envuelve con folios amarillos, escritos a mano, en signos indescifrables y diferentes grafías, llenos de cuños azules. Carpetas que se caen a tiras atadas con cordeles de estraza. Polvo y más polvo. Oficinas con armarios llenos de viejos papeles con las puntas rotas y retorcidas. Quinientas rupias dentro de un pasaporte que no miran. Certificados inexistentes, rutina sin sentido. El tiempo que pasa al lado del mar de Arabia. 
Me voy a Varkala cubierta de flores, la luna llena me lleva.
Más hospitales, calor y fatiga. La investigación para descubrir lo que es de verdad importante: España ha ganado la copa de fútbol. 
Y seguimos esperando.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EMAHO

Reiminiscencias de verano, en otoño ya

Mahakala