Carta abierta a los benefactores conocidos y desconocidos

Mis queridos benefactores:

Ahora que estoy en el meollo del Kagyu Monlam, con todas las semillas de felicidad plantadas en el corazón por el perfecto jardinero de SSKarmapa y con la alegría bailando alrededor de la espina dorsal mientras los duendecillos saltan inquietos al ritmo de la espera anunciada de Khenpo Tsultrim Gyamtso Rinpoche, es el momento de deciros lo importantes que sois para mi.

Hoy SSKarmapa ha hablado de la interdependencia, y yo he corroborado una vez más la razón que tienen estos budistas que andan por aquí :)

A mi me han educado para ser independiente. Y con el tiempo me he encontrado en situaciones en las que (aparentemente desastrosas) he tenido que pediros ayuda. Dejarlo todo y seguir el corazón -irracional- ha hecho que el milagro se manifieste una y otra vez. Estoy aquí, que es todo un milagro por sí mismo. Pero he ido viendo -para mi sorpresa- que el hecho de estar aquí no habría tenido ningún sentido si no hubieraís estado todos vosotros ahí, detrás de mi y apoyándome. Estáis conmigo como motivación para hacer práctica, estáis conmigo cuando hago postraciones, cuando dedico los méritos y cuando escribo vuestros nombres para que sean purificados en la puja de fuego. Y sólo así todo cobra sentido. Y lo mejor, es que pienso que no soy la única que ha seguido a su corazón cuando se ha venido aquí, sino que vosotros todos-todos, también lo hacéis cada vez que me apoyáis, y sino que me lo expliquen :) No sabéis la maravilla que es descubrir la bendición de la interdependencia y lo feliz que me siento de depender de mis estupendos benefactores, sois la gasolina de mi práctica.

Cuando le he dicho a Rinpoche el otro día -refiríendome al peregrinaje a Maratika- que muchas cosas imposibles se habían hecho posibles ha contestado:
"Oh ya! Si tienes fe todo lo imposible puede hacerse posible"

Y aquí un video resumen de la maravilla que estoy viviendo estos últimos días:

Así que, querido ejército de locos cuerdos, os quiero y os envío mil gracias y abrazos desde este lugar de bendición.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EMAHO

Reiminiscencias de verano, en otoño ya

Mahakala