Entrevista con Rimpoché

Hace ya unos días que he llegado a Kathmandú, tras un pequeño peregrinaje via Tso Pema (una y otra vez, visita rápida, pero es que ese sitio tiene una energía de salud y regeneración que aún no he encontrado otro igual. --Desde luego, Guru Rimpoché no tenía ni un pelo de tonto) y via Nueva Delhi.
El reencuentro con las Indianitas ha sido precioso (snif, snif, ya se han ido).
Y aquí estamos, con Carolina y Araceli en la casita de Rimpoché. Hoy nos hemos unido a Jazek, Claudine y Anne (antiguos estudiantes de Rimpoché) y este ha sido el resultado (piedad con las traducciones, esto es lo que hemos entendido --reconociendo las múltiplicidad de los fenómenos y sus miles de proyecciones--)

Rimpoché: En este mundo ilusorio de apariencia-vacuidad, ¿Cómo lo estáis pasando?.
Jazek: Igual que el gran rey de los yoguis Milarepa dice que hay tantas apariencias como motas de polvo pueden verse suspendidas en un rayo de sol, nosotros en Kathmandú tenemos muchas más ya que hay mucho más polvo.
Rimpoché: Ha, ha, ha, muy bien muy bien. Cantad una canción.
Todos cantamos "Todas esas formas".
Rimpoché: Pues así es como tenéis que hacer Koras (Circumbalaciones) y caminar por la ciudad, viendo todo como una ilusión.

Y ahora nos iremos a Parping tras los pasos del ilusorio Chatral Rimpoché.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EMAHO

Mahakala

Reiminiscencias de verano, en otoño ya