Cronopiadas I y II

La única sensación parecida a la sorpresa que producen las gotas de agua de la ducha chafadas a los cristales de las gafas que llevas puestas, después de haber predido más de una hora buscándolas --sin éxito-- por toda la habitación; es la de encontrar en la oreja la gomita de los auriculares que también llevabas más de una hora buscando --sin éxito-- por toda la habitación.
*************************************************************************
Chaqueta nueva:
Esta vez desenredo y ovillo el hilo de mi mente de un modo pacífico, sin prisas y constante. Ya no hay nudos ni obstáculos. Tiene los mismos colores y suavidad que el anterior. Estoy sola. Previamente he conseguido discernir las seis partes diferenciadas y están desplegadas frente a mi mostrando sus ritmos y sus orígenes. Sus bocas abiertas expresan asombro, descubiertas ya y mostrando al aire sus secretos. Les prometo recogerlas dulcemente, mezclarlas con suavidad, para que nadie se entere, y dejar que me abracen y me ofrezcan su calorcito.
Es un largo proceso este de fabricar la envoltura para que futura la mariposa esté calentita.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EMAHO

Mahakala

Reiminiscencias de verano, en otoño ya