Cursiladas

Pues sí, parece que ahora muchos se parten de risa porque yo estoy aquí y digo que todo es estupendísimo, y que todo en la India es guay del paraguay y que raro que en Nepal no es todo maravilloso. Además, tengo a todos mis amigos de siempre, que no son de la Sangha y que todo esto de la devoción les rezuma un poco. Así que parece que estoy ganando una fama de cursi con lazada y flores digna de la más alta alcurnia. He de decir que esto de ser cursi -palabra intraducible, por cierto- me parece más divertido que otra cosa, y lo de estar pasada de moda, pues bueno, tampoco me preocupa mucho. Qué le vamos a hacer, creo que he nacido cursi-kitch y además en la aldea así que no tiene mucho arreglo.

Si pasamos a la parte sentimental entonces ya es otra cosa. Con el trabajo que me cuesta expresarme es lógico que todo salga un poco desmadejado. La falta de práctica. En fin.

Ahora acabo de recibir este vídeo que me ha mandado Cristina y que a muchos les puede parecer demasiado sentimental, pero a mi me ha tocado mi cursi fibra, qué le vamos a hacer...

video

Y aprovecho el momento de cursilada para compartir la propuesta que hace Lama Shenpen en uno de sus últimos mails: Observa que pasa en tu interior cada vez que escuchas la palabra "corazón".

Comentarios

Maribel Montes ha dicho que…
¡ ufff...¡¡¡¡ Y yo que creía que era la única a la que ultimamente se le saltan las lagrimas por cualquier cosa, incluso por los gorrioncetes sin plumas, espachurraos en el suelo, antes de emprender el vuelo... Pues ¡ viva la cursileria¡ . Besoos
Marisa ha dicho que…
Yo también me apunto al club de las cursis, además de ponerme a veces de un sentimental tirando a ñoña, pero no hay que reprimir lo que sale del corazoncito.... ¡Toma ya! A ver quien me supera a cursi...
Un abrazo, Marisa

Entradas populares de este blog

EMAHO

Mahakala

Reiminiscencias de verano, en otoño ya