Mahakala

Hoy, al fin, me dieron la visa -sólo seis meses. Hoy, al fin, -después- encontré el templo de Mahakala. Aquí está la foto que NO permiten hacer:


Cuando me avisaron ya era demasiado tarde. Y he de decir que cambiaron de cara en cuanto vieron la botella de vodka de ofrenda (que llevaba varios días en mi bolso). Lo del lametazo que sugiere Maribel ha sido imposible, me temo que aún no estoy preparada. El suelo -pensad que para entrar hay que descalzarse) estaba lleno de aceite de las lámparas de ofrenda -sí, también he puesto una lamparita por todos vosotros- y corría por allí una cucaracha del tamaño de mi pulgar.
Abrí la botella de vodka, la eché en el cuenco que tiene en la mano, encendí la lamparilla, puse una ofrenda de dinero y cuando volví a mirar en el suelo, allí estaba la pobre cucaracha, espachurrada después de haber ofrecido su cuerpo a Mahakala. Qué cosas tiene la vida.

En su día, el gran realizado y erudito Khyungpo Neldjor, ofreciendo siete medidas.
de oro al gran yogui de la India Maitripa, le pidió una práctica de grandes bendiciones que aportará riqueza y los signos y marcas de su realización. Maitripa le transmitió la joya que concede todos los deseos, que protege de todos los miedos de esta vida y del estado intermedio o "Bardo", capaz de subyugar bajo su poder a los dioses, demonios y personas, trayendo al mismo tiempo riquezas, alimentos, protección contra enemigos, salud, así como las realizaciones tanto ordinarias como sublimes: le transmitió la práctica de Mahakala Chakdrupa.
Este protector, que no debe confundirse con un Dios o Demonio, es una emanación
del Bodisattva Chenresig que muestra la fuerza dinámica y activa en beneficio y según las necesidades, de todos los seres conscientes, sin excepción. Igual que la joya que tiene en su coronilla el Rey de los Nagas, realiza todos los deseos y aspiraciones.
Lama Drubgyu



Y aquí, para los que no lo tengan, el Mahakala que ha dibujado SSKarmapa:


Comentarios

Entradas populares de este blog

EMAHO

Reiminiscencias de verano, en otoño ya