Delhi Khatmandú volando

Pero en lugar de irme a Afganistán, ha sido también milagroso, he ido corriendo de oficina en oficina. El caso es que, en teoría, el último avión salía a las 12:30 para Khatmandú. Pero yo insito: estoy en la India, así que a las 12:00 con todos los papeles arreglados (Y eso que aquí: NO ENVIAN FAKS. Porque sí, que caray, o porque enviar un faks "es imposible" -ahora en español-, y tan tranquilos que se quedan) así que decidí irme al aeropuerto ANYWAY. Por probar. Y, como no, resulta que apareció otro vuelo (aún no he descubierto si es que había más) a las 13:40 y que me arreglan todos los papeles como por ensalmo y que se acuerdan de mi de ayer y que todos son muy amables y todo es fácil de pronto. Pago unos 20 euros ekstra por el cambio de día y de tarifa. Air India muy bien, muy recomendable. azafatas llevan unos saris muy elegantes impecablemente bien plegados con su moño estilo italiano y la sonrisa de oreja a oreja.y me ponen comidita vegetariana no ovoláctea y sale el avión justo a mi ritmo. ¿Qué más puedo pedir? Llegaré a Khatmandú- ya estoy volando- dentro de unos 50 minutos, despues de haber comido la comida -buenísima- (en Tibetano hay que usar siempre un sustantivo para cada verbo, así siempre: comer comida, beber té, llover lluvia, tronar truenos...) sobre las 15:30.
Al fin, aquí estoy, volando a Khatmandú -acaban de anunciar que ya bajamos- en la... vastedad del espacio de la realidad auténtica... la, la, la...

Comentarios

Entradas populares de este blog

EMAHO

Reiminiscencias de verano, en otoño ya

Mahakala