Tenemos una nueva monjita

Y muy gracioso que todo haya pasado justo a mi lado!

Estaba en Gyuto cuando la chica de al lado pide una entrevista para hablar con SSKarmapa, y, claro, le preguntan que para qué. Y ella que dice: es que quiero preguntarle acerca de mi ordenación. Y resulta que esta chica acaba de llegar a Thosamling estos días. Esto ha sido la semana pasada y yo, claro, no le he dicho nada. Ella acababa de llegar y no me había reconocido.
Así que el viernes, le dieron la entrevista con SSKarmapa, y éste le dijo que al día siguiente fuera de nuevo allí. No os podéis imaginar los nervios, las idas y venidas. Le he hecho un poquito de Reiki y hemos establecido una conexión muy bonita. Hemos descubierto un montón de cosas en común, resulta que ella es una artista contemporánea que trabaja en Austria e investiga también sobre los distintos estados de conciencia. Cuando se dió cuenta de que era yo la que había estado al lado cuando solicitó la entrevista no dejaba de repetir: Ah! eras tú, eras tú...

Al día siguiente a Gyuto nos fuimos una comitiva acompañándola. Y resultó todo muy auspicioso. SSKarmapa le bendijo todas las cosas y ropa y le dijo que tenia que buscar un lama que la ordenase oficialmente y que él le daría su nombre de monja. Mientras tanto...

Mientras tanto las dos monjitas, Rita, la chica italiana y yo, -la comitiva- esperábamos en el piso de abajo cuando apareció Lama Puntsok (¿quién es Lama Puntsok? Pues el secretario de SSKarmapa y el hermano de Ponlop Rinpoche, conocido nuestro de su visita a DSK) que se sentó en una mesita en la misma habitacion y atendía a la gente que solicitaba audiencias privadas. Y allí estábamos cuando una chica intentaba entenderse con él en un inglés un poco macarrónico y gesticulaba como si no lo entendiera. Al fin Lama Puntsok preguntó: ¿Alguien que hable español por aquí?
Y yo, qué suerte, la única en ese momento alrededor. Así que aquí estoy toda contenta de haber hecho la primera traducción en Gyuto. (Hago plegarias para que no sea la última).

Un poco después apareció nuestra nueva monjita (aún no, pero casi) buscando de nuevo a Lama Punsok que le recomendó pedirle a Tai Situ Rinpoché la ordenación. Unas pequeñas tribulaciones para encontrar el teléfono. Y justo acabamos de colgar sin conseguir respuesta cuando...
Imaginad quien entra en el patio justo enfrente de nuestras narices, con el tiempo adecuado para sacar la kata del bolso. Pues sí, el mismo Tai Situ, que venía a comer con SSKarmapa.

No veáis qué día.

Sigo con conexiones ya que comiendo en Gyuto mientras esperábamos la audiencia pública empieza a aparecer gente conocida, unos de Bodhgaya, otros de Sherabling. En un momento estaba rodeada de amigos. Y todos esperando para ver a SSKarmapa. Imaginad qué alegría.

Resumo diciendo que ese día SSKarmapa no dió enseñanzas, pero sí bendiciones a tutiplé y que luego se asomó al balcón a mirar quién andaba por allí. Y que nuestra monjita aún no ha conseguido vestirse los hábitos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EMAHO

Mahakala

Reiminiscencias de verano, en otoño ya